Proyecto EDUCAME de El Salvador

En el marco del Plan de Educación 2021, el Ministerio de Educación tiene el agrado de presentar a la comunidad educativa salvadoreña la descripción del programa EDÚCAME, el cual es una de las principales iniciativas de la gestión de Gobierno. Esperamos que todos los salvadoreños y todas las salvadoreñas se sumen a este esfuerzo, que busca fortalecer el sistema educativo del país para ofrecer mejores oportunidades de desarrollo y consolidar la democracia y la paz social.

Todos tenemos el derecho y la libertad de elegir el rumbo de nuestra vida, pero a veces surgen obstáculos que nos impiden lograr nuestros sueños y proyectos. La formación académica es una aspiración de todos. Por diferentes circunstancias personales, familiares o sociales, no todos logramos obtenerla. En El Salvador, muchos jóvenes no completan sus nueve grados de educación básica, y aún más, muchos no logran ingresar a educación media (bachillerato). Las razones sobran: bajos ingresos familiares, falta de oferta educativa, altos niveles de sobreedad, repetición y deserción de grados, entre otras muchas situaciones que probablemente no dependan sólo del joven. Se requieren años de esfuerzo para que esta situación cambie en El Salvador, pero es posible comenzar a enfrentarla de manera directa y sistemática.

Por ello, se vuelve necesario diseñar un programa que complemente las oportunidades y supere las limitaciones de la educación formal. Precisamente, es así como surge EDÚCAME. Lo que EDÚCAME pretende es flexibilizar la oferta educativa, a través de nuevas modalidades de atención y de entrega de los servicios educativos. Según estadísticas de la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples del 2002 60 de cada 100 jóvenes, entre 15 y 19 años de edad, no completaron su noveno grado. Eso equivale aproximadamente a 400 mil estudiantes. Son jóvenes que están en proceso de convertirse en adultos, que empiezan a hacerse cargo de responsabilidades mayores y, algunos, a buscar empleo. ¿Con qué formación académica podrán enfrentar las exigencias de la vida laboral? La base para un buen desempeño será la formación recibida por medio de una buena educación. El problema no es superficial. No se trata sólo de saber cuántos son los jóvenes que no lograron terminar sus estudios, es más importante conocer las razones, porque sin duda existen otros factores que influyen en el progreso eductativo de las personas.

Como parte de su sistema de monitoreo y evaluación, el MINED llevó a cabo, en el 2003, el censo de los estudiantes matriculados, lo que reflejó un índice alto de sobreedad: la edad de los alumnos no va acorde con el grado que cursan. Por ejemplo, jóvenes de 19 años están matriculados en sexto grado. Específicamente, el censo arrojó los resultados siguientes: en séptimo grado había un 15.4 por ciento de estudiantes con sobreedad, en octavo un 14.8 por ciento y en noveno un 12.10 por ciento. El dato más alarmante de todos fue el de bachillerato: existe un 50.47 por ciento de estudiantes cuya edad está desfasada respecto de su grado de estudios. Dos eran, pues, los problemas clave detectados: la deserción escolar y la sobreedad.

El Ministerio de Educación ya comenzó a atender el primero de esos problemas. Existe el Instituto de Educación a Distancia, que ofrece la opción de completar el tercer ciclo y el bachillerato a personas que, por diversos motivos, han quedado fuera del sistema educativo y ya no tienen la edad adecuada para reincorporarse. La implementación de este programa aumentó la matrícula en aproximadamente 10 mil estudiantes para el año 2003. El Ministerio de Educación, como parte del Plan de Educación 2021, ha establecido ampliar la cobertura y mejorar la educación de tercer ciclo y educación media. Precisamente, el programa EDÚCAME surge como la estrategia que hará posible el cumplimiento de esos objetivos en el plan.

Más detalles sobre la beca

¿Hasta cuándo puedo presentar mi solicitud?: Información no disponible

Deja tu respuesta